Alarde actual

Las Compañías y Unidades, partiendo desde sus respectivos puntos de reunión, se concentran en los jardines de Gernikako Arbola, a la espera de que los Ayudantes del Burgomaestre vayan en su busca. Una vez incorporado al batallón, el Burgomaestre da la orden al Cornetín y comienza el Alarde hacia la Calle Mayor. Abren la marcha los Hacheros, lo cuales deben cruzar la Puerta de Santa Maria a las 9:00 en punto de la mañana.

Tras ellos la Tamborrada y la Banda de música anteceden al Burgomaestre, que representa el mando de las tropas; éste se hace acompañar por sus Ayudantes, la Escolta de Caballería y el Cornetín de Órdenes. A continuación desfilan las dieciséis Compañías de infantería, la Batería de Artilleria y el Cabildo Eclesiástico. Tras ascender la calle Mayor, se llega a Arma Plaza, donde las Compañías y Unidades se congregan. La Tamborrada y la Compañía Arkoll descienden hasta la altura del Ayuntamiento.

En el pórtico de la Iglesia de la Asunción y del Manzano los Capitanes de las Compañías se colocan creando un pasillo de honor para recoger la Bandera que llevará la Compañía Arkoll a lo largo del día. Una vez incorporada la Bandera, vuelven a Arma Plaza donde el Burgomaestre orden a tres descargas de infantería y salvas de artillería. Después, a la orden del Burgomaestre, el Alarde desciende camino a la Ermita de Saindua con la Batería de Artillería descendiendo después de la Caballería. Al bajar, cada Compañía de infantería realiza una descarga frente al pórtico de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y del Manzano.

Mientras las Compañías y Unidades se dirigen a la Ermita de Saindua, la Batería de Artillería se queda en los jardines de Gernikako Arbola, lanzando una salva por cada Compañía o Unidad que pasa por delante. Después de la última Compañía de infantería, se incorporan al Alarde en su posición habitual.

En la Ermita de Saindua cada Compañía realiza una descarga. Después de que pasen todas, el Burgomaestre, su Estado Mayor y la Batería de Artillería reciben al Cabildo Eclesiástico, que deposita la Bandera que porta dentro de la Ermita. Una vez hecho esto, se procede a subir en autobús al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.

En Guadalupe los Mandos, cantineras y el resto de hondarribitaras acuden a una misa en el Santuario. Tras esta, las Compañías y Unidades forman en la Campa de la Cruz donde se realizan tres descargas a las órdenes del Burgomaestre. Acto seguido, emprenden el camino hacia el Santuario, donde cada Compañía de infantería realiza una descarga al pasar por delante.

Por la tarde, las distintas unidades del Alarde se concentran en la Ermita de Saindua, desde la cual bajan hasta las céntricas calles de “La Marina” antes de dirigirse a la Calle Mayor, y concentrarse en Arma Plaza. En Damarri, la Compañía Arkoll recibe la Bandera de manos del Cabildo Civil.

En Arma Plaza el Burgomaestre ordena tres nuevas descargas a las Compañías de infantería, además de las salvas de artillería. Después, los Hacheros, la Tamborrada y la Compañía Arkoll, seguidas del Burgomaestre, sus Ayudantes y el Comandante descienden a la altura del Ayuntamiento. La Compañía Arkoll deposita de nuevo la Bandera de la Virgen en el pórtico de la Iglesia. La Banda de Música baja para colocarse junto a la Tamborrada y los abanderados de todas las Compañías descienden por la Calle Mayor y se colocan ante el Burgomaestre formando un arco. Una vez allí, el Burgomaestre ordena el rompan filas y sube a galope hasta Arma Plaza acompañado por sus Ayudantes.

Mientras las Compañías descienden la Calle Mayor, la Tamborrada y la Banda de Música empiezan a interpretar la Fagina, conocida popularmente como “Zapatero”. Cuando llegan al arco de los abanderados, cada uno se incorpora a su respectiva Compañía y terminan de recorrer la Calle Mayor para dirigirse a sus respectivos lugares.